Aiso en Venecia

Se ha realizado el X congreso de la Asociación Internacional Siglo de Oro (AISO). El congreso ha tenido lugar en la flotante (según algunos expertos, hundiendo) ciudad de Venecia.

cropped-logo-AISOHay que destacar la excelente acogida y la pertinente organización, tanto por el atractivo campus San Giobbe como dentro de las aulas. Aunque no se puede esperar nada menos, siendo el secretario el meticuloso y competente Alain Bègue. Sin duda, organizar un congreso en Venecia en plena temporada turística es tan atractivo como lo es atrevido. Por tanto, no queda nada malo que agradecer al comité organizador para una labor exhaustiva y exitosa. Ha sido una semana intensamente llena de interesantes comunicaciones y ponencias presentadas por renombrados profesores. Por otro lado, también nos impactó la omnipresencia de las confusas callejuelas e innombrables puentes de esta magnífica ciudad laberíntica.

Siendo un comunicante en el congreso, he repartido una lectura de mi trabajo, titulada Los banqueros portugueses, una relación de odi et amo con el mercado, la corte y el pueblo. Mi comunicación trataba del complejo vínculo entre dichos banqueros judeoconversos, el gobierno de Olivares y el poder inquisitorial. Pese a la falta de materia literaria, el compresible público ha sido paciente y tolerante. Este tema solamente ocupa una sección de un capítulo en mi tesis doctoral pero con el tiempo incitó mi curiosidad por la relativa poca mención literaria que se encuentra sobre el tema.

Entre los eventos más destacados está el que trataba del creciente espacio de lo digital. Pese a que todavía no aparece mayor presentación de la parte de los participantes sobre el tema, sí que no se ve creciente esfuerzo de los comunicantes que cuentan con un ppt y todo tipo de apoyo digital para su comunicación. En breve, espero acabar una entrada que trata del problema digital en nuestro ámbito, así que restringiré de adicionales comentarios.

2014-07-17 13.17.16-1

José Manuel Megías dando un discurso importante sobre la necesidad de seguir con el esfuerzo para estar al tanto de las innovaciones

Un saludo a todos los amigos de tiempos pasados, a los nuevos y sobre todo a los amiferencias (amigos que se ven únicamente durante ciertas conferencias).

ps.

Quizá valga la pena proponer un consejo práctico a los futuros viajeros a Venecia. Al llegar allí crucé con un hotel que al parecer supera muchos otros en relación precio/calidad. Se trata de Hotel Lucia, cerca de la estación de tren de muy buen precio: individual 35e (40 con desayuno) / doble por 45e (50 con desayuno). Es de una estrella (pero parece más), pertenece a una familia que le mantiene y sobre todo limpio.

gallery3_b gallery4_b

Hidalgus, a la aventura… en ipad

Surfeando en un blog de literatura me he tropezado con una entrada de posible interés. Se trata de un juego de rol (Quest, en ingés) para ipads  que salió al mercado la respuesta áurea a la tecnología. El juego intenta compaginar el gusto del juego con el aprendizaje de la historia contemporánea y la literatura del Siglo de Oro.

hidalgus

Martín de Quesado es un explorador infatigable, vive en la compañía de los grandes escritores del Siglo de Oro. En su misión cruza con el hidalgo de la Mancha, con De Silva que luego se hace llamar Velázquez, leyendo letrillas Gongorinas y sátiras quevedianas. Según parece, el ambiente es mayoritariamente de la llanura de los estrechos campos castellanos.

Con un sueño de enrolarse en los tercios del rey (¿educativo? Quizá no tanto pero atrae a los niños), Martín marcha rumbo a la aventura encontrando en su camino mercaderes, recaudadores, mendigos, hidalgos, soldados y por supuesto literatos. Una combinación entre Lazarillos de Tormes y Quijote.

Está recomendado a partir de los 8 años y no es mala manera para introducirlos a este mundo dando a conocer estos nombres tan admirados en la cultura española. Es de la compañía Edebé y su precio es de 2.69euros.

Para más información:

http://toucharcade.com/games/hidalgus-las-aventuras-de-martin-quesada

http://omniumgames.com/hidalgus-edebe-se-rinde-al-poder-educativo-de-los-videojuegos/

http://www.papelenblanco.com/internet-y-literatura/hidalgus-un-juego-con-el-que-visitar-el-siglo-de-oro-en-tu-ipad

Webtv, Maria Soledad Arredondo sobre opúsculos políticos en el siglo XVII

Maria Soledad Arredondo es una de la más importantes especialistas en temas como literatura activista, propaganda española e intrigas políticas expresadas mediantes panfletos, opúsculos y demás escritos. Su último libro publicado es Literatura y propadanda en tiempo de Quevedo:  Guerras y plumas contra Francia, Cataluña y Portugal (IBEROAMERICANA, 2011). Una reseña se encuentra en RILCE, número 29.1, 2013.

En el siguiente vídeo se puede ver su conferencia presentada en el congreso internacional Dire, taire, masquer les origines dans la péninsule ibérique, du Moyen Age au Siècle d’Or, organizado por el grupo de investigación “Littérature Espagnole Médiévale et du Siècle d’Or” (LEMSO) du laboratoire “France méridionale et Espagne : histoire des sociétés du Moyen age à l’époque contemporaine” (FRAMESPA) en colaboración con el departamento de estudios hispánicos y hispano-americanos de la Universidad de Toulouse II-Le Mirail (UTM). Toulouse : UTM, Médiathèque José Cabanis, en 22-24 mars 2010.

La conferencia se titula: Sobre orígenes de opúsculos políticos en el siglo XVII. Textos de encargo, anónimos, y “secretos” : Juan de Palafox y Mendoza.

arredondo

El arte de hablar callando, libro meme de Shai Cohen y Ana Zúñiga

El arte de hablar callando

El arte de hablar callando

Acaba de publicarse como parte de una colección de publicaciones digitales de GRISO el libro El arte de hablar callando, El meme: transmisor de conceptos del Siglo de Oro de Shai Cohen y Ana Zúñiga, doctorandos de GRISO-Universidad de Navarra. Este libro es una conversación entre la palabra y la imagen, tratando los múltiples conceptos del mundo áureo español.

El arte de hablar callando es un libro donde la imagen y la palabra interaccionan y comunican entre sí para pasar un mensaje al lector-espectador. De hecho, la imagen ha sido un vehículo de expresión y representación de la realidad en el devenir de los tiempos. Es, por tanto, un elemento cotidiano, inherente a la cultura humana, en la misma medida que lo es la escritura.

Teniendo en cuenta, pues, todos estos factores, dentro del marco de difusión, distribución y divulgación de materias de diferentes disciplinas humanísticas, surge un nuevo concepto que procura suscitar la reflexión desde una propuesta estética. Se trata de una nueva corriente de propagación de ideas que relaciona una imagen con un texto breve, simple y en ocasiones también enigmático, cuyo objetivo es generar una reflexión encaminada hacia la asimilación, comprensión y entendimiento de una determinada realidad. Esta nueva noción divulgativa se denomina meme.

Así, el meme, luciendo mediante el arte visual y el arte literario resalta y alaba las corrientes artísticas en la pintura y nuevas formas de expresión literaria de los siglos XVI y XVII. A través de este interesante medio de difusión desarrollamos y revelamos perspectivas áureas de una forma moderna, divertida e instruida.

Para bajar El arte de hablar callando en formato pdf

Para acceder al libro en la web de la editorial

Artículo publicado en actas JISO 2011, Crematística bajo la política olivarista: reproches, sueños y marranos

Hace ya un año y medio que he participado en mi primer encuentro JISO. Fue realmente un gran placer poder escuchar y compartir trabajos que más que investigaciones son parte importante de la nuestra vida en esta fase de doctorado.

Hebrew of the portuguese

El trabajo que presenté fue un esbozo general que estudié para entender ciertos conceptos de base para mi investigación del segundo capítulo de la tesis, el que trata de los banqueros portugueses y su mal acogida en el territorio español. La verdad es que desde entonces he podido ampliar este conocimiento y añadir y corregir el trabajo publicado, y precisamente para eso aprovecho este blog, presentando resultados de mis investigaciones además de mis opiniones sobre diversos temas.

Y así empieza:

La figura del Conde-Duque de Olivares experimenta una ambigüedad de sentimientos, desde la admiración moderada a la repulsión. En este trabajo no intento descifrar los múltiples prejuicios que velaron y difuminaron la figura del famoso valido, sino estudiar la situación desde una mirada relativamente objetiva.

De hecho, en mi investigación doctoral, una de las cuestiones que surgen es: ¿cómo se puede calificar al Conde-Duque de Olivares frente al prejuicio público y sus torpes artimañas políticas? Sin embargo, no se trata de un análisis psicoterapéutico sobre su compleja personalidad sino, utilizándolo como el núcleo, el punto de partida para varios aspectos de interés que construyeron y constituyeron lo que fue la España decadente de la primera mitad del siglo xvii[1]. En este marco, uno de los aspectos que trato es la relación del privado con los banqueros portugueses.

AristoSmithStuartmill

Otra parte de mi tesis aborda la escritura crítica y satírica sobre el valido, la situación degenerada de la monarquía y las múltiples opiniones en cuanto a las razones del decaimiento además de los posibles remedios. Así que, en el intento de entender mejor lo escrito, aprovecho para investigar las influencias, causas y razones. Es decir, sin entrar en términos estructuralistas, se puede afirmar que la literatura está relacionada con lo socio-político-económico. Por tanto, en este trabajo propongo analizar la literatura satírica sobre los asentistas portugueses. Dicho estudio evoca cuestiones como ¿por qué gozaban los judíos en general, y los banqueros portugueses en particular, de una fama de usureros y conspiradores? ¿Tiene fundamento real el mal uso de la crematística en manos de judaizantes? Y para terminar, ¿hasta qué punto tuvo la política económica de Olivares un matiz negativo y cuál fue su actitud frente a tales acusaciones?

Para ver el completo artículo en pdf

[1] Para el problema económico y la situación monetaria bajo el mando del Conde Duque ver García Guerra, 2005.

Se hace el bien con la libertad‎… económica

“Se hace el bien con la libertad a través de dos modos: el uno, librando de la miseria a los necesitados; el otro, estimulando la virtud.

No hay obra más regia ni más divina que socorrer a los míseros… Y en verdad, los desastres públicos son la propia materia y la mejor ocasión que se puede presentar a un príncipe para ganarse los ánimos y corazones de los suyos; entonces es cuando debe esparcir las semillas de la benevolencia e insertar en los corazones de los súbditos el amor, que luego florecerá y rendirá a largo interés ciento por uno.

La liberalidad no sirve sólo para sacar el pobre de la miseria, sino además para ayudar y estimular la virtud, porque esta clase de benignidad (además de no crear envidia puesto que se practica en personas meritorias) favorece los ingenios, da apoyo a las artes, hace florecer las ciencias y ennoblece la religión, lo que otorga supremo ornamento y esplendor a los Estados, y además vincula todo el pueblo a su príncipe, puesto que los hombres excelentes, en letras o en otra cosa, son casi jefes de la multitud, la cual depende de sus juicios. De donde, quedando éstos obligados al Rey por el favor y beneficio que reciben, obligan consigo a los demás.” (Botero, La razón de Estado, p.107)

Giovanni Botero

Giovanni Botero

Esta cita está tomada de La razón de Estado, obra maestra de Giovanni Botero fechada de 1589. En la obra, Botero redacta 10 capítulos sobre diferentes aspectos políticos dirigidos al príncipe. En esta parte del libro, Botero recuerda que librar la gente de la miseria es una tarea difícil pero puede llevar a un reinado justo y correcto. Por otra parte, Botero no extiende demasiado en el camino que el gobernante príncipe tiene que emprender para llegar a este fin.

El Conde Duque de Olivares fue probablemente un lector de libros de ars gubernandi como el de Botero y como bien se sabe, fue también el gobernante durante gran parte del reinado de Felipe IV. Ejecutando como primer ministro fue completando y llevando a cabo la teoría de Botero, pensó que, lógicamente, para llegar a este fin de libertad, hay que tener tres aspectos que interactuaban entre sí: dinero, unión y control (no necesariamente en este orden). Sin embargo, por haber recibido un reino ya decadente por deudas y derrotas, la tarea se convirtió en una labor interminable. Así que para conseguir su deseo trató de proponer respuestas para cada uno de los aspectos. En cuanto al control, nepotismo y actitud dictatorial respectivamente; en el dinero, cambiar los asentistas genoveses por banqueros portugueses (de origen judeoconverso) con otras maniobras generales; y para la unión, crear la Unión de armas entre todos los territorios imperiales. Pero lo que puede aparecer bien en teoría, puede acabar siendo catastrófico en la práctica.

De tal forma que entre muchas equivocaciones, una conclusión que se puede destacar de las múltiples críticas sobre el valido, y en particular sobre su carácter firme, tiránico casi déspota, es el desenlace entre las habilidades del Gobierno (en G mayúscula) y las necesidades del pueblo. Parece que Olivares se fió demasiado en la imagen pública del rey en cuanto él se preocupaba del reino. Salvo que siendo el rey pasivo, su imagen no dio lo deseado apoyo en los ojos públicos, pero las acciones del valido sí que reflejaban en la vida cotidiana, en particular con la intervención de la poesía satírica contra él:

“El pueblo lastimado gime y llora,
el gobierno se junta cada hora,
los tributos se están como solían,
ya no pueden pagar, si antes podían
los ricos, porque a pobres han llegado,
y los pobres, por serlo: Dios loado”.

“Aire hidrópico, que sorbe
vidas, haciendas, y otoñar,
tu pueblo ruega señor
los hechos de todo el orbe.”

A continuación, en las próximas entradas voy a intentar mantener una línea que sigue la búsqueda del dinero. Primero, los intentos fallados y luego fijando con más atención en el oficio de los asentistas. Sobre los cuales, dice Botero en el quinto punto del libro VII sobre Los empréstitos:

“Pero si los ingresos no bastan para cubrir las necesidades, podrá el príncipe tomar empréstito de los súbditos ricos, sea a interés, lo que, empero, no debe hacerse sino en casos extremos, porque los intereses son la ruina de los Estados; sea sin interés, que no será difícil de practicar si el príncipe mantiene su palabra y paga las deudas a su tiempo, sin causar perjuicio a los acreedores.”

Los banqueros portugueses, potestad económica versus autoridad divina, artículo

universo_simbolico_poderHace poco más de un año hemos celebrado en Pamplona el congreso EL UNIVERSO SIMBÓLICO DEL PODER EN EL SIGLO DE ORO. Presento aquí el artículo, resultado de este trabajo (abstracto en español e inglés):

Este trabajo no es sino un esbozo general sobre la relación tripartita entre la Inquisición, los banqueros portugueses y el gobierno del Conde Duque de Olivares. En el caso de los banqueros portugueses intento establecer un equilibrio entre la necesidad de la continuación de la lucha contra la herejía judeoconversa y la necesidad política de dinero, además de una lucha continua entre la cámara real y la abadía inquisitorial sobre el poder confiscatorio del dinero herético. La principal preocupación alrededor de la política, el dinero y la religión constituyó una fundamental interdependencia entre los grupos dominantes en el siglo XVII. De hecho, la llegada de los banqueros portugueses y los ricos  comerciantes  de origen judeocristiano provocó una perturbación y agitación en la parte de las personas influyentes en el reino. Hubo acusaciones abiertas provenidas de miembros interesados que se dividieron en aquellos que desean una pureza cristiana, los que se motivaron por inmensa riqueza y autoridad y los que estaban ansiosos de ambos. Esto dio lugar a muchos cambios en las necesidades políticas y religiosas, a veces a favor del Conde-Duque de Olivares, la persona quien culpaban la plaga de herejía y la caída del imperio, y a veces a favor de la abadía inquisitorial, motivada tanto por la pureza de la fe y su propia  necesidad  de fondos. Al mencionar precedentes  acontecimientos históricos  y la manifestación literaria de la época en cuestión, el artículo aspira a una mejor comprensión de una alterable y ambiciosa relación.

According to some basic understanding of culture and society, in this article I try to demonstrate a basic interdependence between the most powerful, dominating groups in Spain during the seventeen century: Politic, Money, Religion (not necessarily in this order). The arrival of the Portuguese bankers and rich merchants of a Jewish descendent provoked a disruption and agitation within the influential people in the realm. There were open accusations that were made by many interested parties who were divided into those who desired Christian purity, those who were after wealth and authority and those who were craving for both. Thus, this, sometime conflicted, interest gave way to many shifts in political and religious necessities, at times in favor of count-duke Olivares, the person who was considered to be responsible for the heretic plague and the fall of the Spanish empire, and at time the inquisitorial abbey, motivated by both purity of faith and her proper need for funds. While mentioning precedent historical events and literary manifestation of the period in question, the article aspires to a better understanding of an otherwise complex tripartite intricacy.

Descargar el fichero en pdf.

La completa referencia:

Cohen, S. (2012). “Los banqueros portugueses, potestad económica versus autoridad divina”. En Á. Baraibar y M. Insúa (eds.), El universo simbólico del poder en el Siglo de Oro, Nueva York/Pamplona, Instituto de Estudios Auriseculares (IDEA)/Servicio de Publicaciones Universidad de Navarra, pp. 51-63.

¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?

Felipe Pedraza Jiménez de la Universidad de Castilla la Mancha nos presentó en el congreso I Jornadas navarras de Teatro Clásico (día 30 de julio, Olite) uno de sus recientes estudios relacionado con el fratricidio político representado en el teatro áureo. De hecho, en una perspectiva más amplia, los asuntos familiares eran (y todavía lo son por supuesto) un tema bastante buscado en el teatro español. Como afirma Pedraza, el teatro peninsular, que tiende al teatro aristotélico de simpatía, buscaba más afecto que sus vecinos italianos con su gusto al efecto.

De hecho, uno de los ejemplos de obras que tratan de este tema es Los cabellos de Absalón de Calderón de la Barca (también estudiado por el querido amigo y colega Adrián Sáez) fue la representación de la historia bíblica de Absalón y David. Absalón, nos cuenta Pedraza de la Biblia, mató a su hermano Amnón tras haber violado a su hermana Tamar. Los siguientes sucesos entre Absalón, su padre el rey David y el valido (o más bien ministro de guerra), Yoav, fueron un apasionado encadenamiento que afectó la política de todo un pueblo, el pueblo hebraico.

Tal ponencia me provocó una reflexión sobre la estructura familiar que muestra una diferencia sicológica y por tanto, literaria, según el orden de nacimiento en la familia. Surge la pregunta si se puede establecer un leitmotiv en la literatura bíblica que imita la vida real. Se ve efectivamente un constante modelo de hijo menor que tiene que sufrir por las manos del hijo (hijos) mayor hasta llegar a ser una figura más grande y respetada, parte por el su distinto aprendizaje que tuvo de pasar como resultado de la negación e distanciamiento.

Les propongo una rápida revisión de ejemplos más conocidos en las historias bíblicas por su violencia y desacuerdo fratricidio:

  • Caín y Abel – No hace falta alargar
  • Sem, Cam y Jafet – los hijos de Noah. Cam, el pequeño, fue condenado junto con sus descendientes a servir a sus hermanos y sus descendientes por ver la entrepierna de su padre cuando éste estaba desnudándose en un momento de embriaguez. Sin embargo, como en cualquier buena historia, él acabo siendo el padre de uno de los pueblos más importantes en la zona hasta la llegada de los hebreos.
  • Jacob, el hermano menor de Esaú – Para llevar la herencia y motivado por Dios, Jacob engañó a su padre, Isaac, y por tanto tuvo que escapar de su hermano casi toda su vida.
  • Moisés y su hermano mayor Aarón – Aarón era el hijo mayor pero es el joven Moisés que Dios eligió para liderar Israel.

 

                                                                                        Yad Absalóm, Jerusalém (2010)

Ahora bien, si seguimos la historia de Amnón, Tamar y Absalón, relacionada con la visión global de hermano mayor vs menor, nos puede resultar interesante el hecho de que al final es el hijo menor de David, Salomón, quién acaba siendo coronado. Además, el rey Salomón es el rey más valorado según la tradición hebraica. Una perspectiva que lo considera como el más sabio rey que jamás existió.

[La conocida frase que he puesto como título está traducida de Génesis 4 9 (“השומר אחי אנוכי”).]

Cerdo, comer o no comer, esa es la cuestión!

A pesar de la ausencia de información respecto de la vida de Delicado, se nota que el mismo autor muestra un sorprendente conocimiento en cuanto al mundo judío, especialmente en lo que atañe al aspecto culinario. Primero, según los indicios de la comida:

“Sabía hazer hojuelas, prestiños, rosquillas de alfaxor, textones de cañamones y de ajonjolí, nuégados, xopaipas, hojaldres, hormigos torçidos con azeite, talvinas, çahinas y nabos sin toçino y con comino; col murciana con alcaravea, y «olla reposada no la comía tal ninguna barba». Pues [1]boronía ¿no sabía hazer?: ¡por maravilla! Y caçuela de berengenas moxíes en perfiçión; caçuela con su agico y cominico, y saborcico de vinagre, esta hazía yo sin que me la vezasen.” (Mamotreto II, p. 178)

“Beatriz dice: “No quería sino saber d’ella si es conversa, porque hablaríamos sin miedo”. A lo cual Teresa contesta: ¿Y eso me decís? Aunque lo sea, se hará cristiana linda.” Pero es la misma Teresa quien resuelve el problema: “Mirá en qué estáis. Digamos que queremos torcer hormigos y si los sabe torcer, ahí veremos si es de nobis [una de nosotras], y si les tuerce con agua o con aceite”. Y cuando llega el momento de torcer los hormigos Lozana utiliza aceite, indicando así que es conversa y no de los cristianos viejos que utilizan agua.” (Mackay, 1993, pp.127-141)Luego, Lozana participa en un examen de origen y tradición según las rameras conversas, habitantes del lugar; dice al respecto Mackay:

Los hormigos en aceite y no en agua era una parte del proceso de identificación y aceptación en el seno de la comunidad de las prostitutas españolas o en otras palabras: “la plena integración de Lozana en la comunidad de judías españolas de Roma.” (J. Morán, 2003, p. 3).

La importancia de la comida en la obra es incuestionable, ya que el autor trata la nutrición y la comida en general, como un acto primordial, culturalmente hablando. En otras palabras, en sus referencias a la comida, Delicado expone la comida judía, lo que deja suponer que era un paradigma por él conocido. Ello atañe, por supuesto, a la utilización de términos que no son de índole o de significación sexual (Por ejemplo, cuando Lozana dice a Rampín en el mamotreto

XIV “¡Cuánto había que no comía cocho! Ventura fue encontrar el hombre tan buen partiçipio a un “pasto””, las referencias a lo comestible posee un doble sentido de orden sexual). Como es sabido, muchas de las denuncias de judaizantes fueron por costumbres culinarias mal escondidas, especialmente durante las fiestas religiosas. Así, por ejemplo, Lozana menciona el pan cenceño (mamotreto XII, p. 219). Observa Rica Amrán:

“En las denuncias [de los herejes judíos, cripto judíos] encontramos evidentemente elementos de religiosidad, como las festividades, pero según apreciamos la higiene personal y la de sus viviendas, sus costumbres culinarias, en una palabra ‘su cotidiano’, sirven para separarlos de la colectividad.” (Amrán, 2008, p. 135)

Se sabe además, que durante las detenciones y encarcelamientos de cristianos nuevos en los sótanos inquisitoriales, los guardias utilizaban agujeros secretos para espiarlos, buscando rituales judaizantes para poder denunciarlos. En muchos casos, estos rituales estaban relacionados con la comida, tales como los ayunos, el hecho de privarse de comer tocino*, etc.

Otro ejemplo se encuentra en el mamotreto XXXIV en que los mozos quieren que Rampín coma jamón, y eso es lo que sucedió:

MOÇOS.- Señora, venga, que él de casa es. Ven acá, come. Pues que veniste tarde, milagro fue quedar este bocado del jamón. Corta y come, y beberás.
RAMPÍN.- Ya he comido. No quiero sino beber.

FALILLO.- Pues, ¡cuerpo de tal contigo! ¿En ayunas quieres beber, como bestia? Señora Loçana; mandalde que coma, que ha vergüenza.
LOÇANA.- Come presto un bocado y despacha el cuerpo de la salud.
FALILLO.- ¿Qué esperas? ¡Come, pese a tal con quien te parió! ¿Piensas que te tenemos de rogar? Ves ahí vino en essa taça de plata. ¡Passo, passo! ¿Qué diablos has? ¡Oh, pese a tal contigo! ¿Y las tripas echas? ¡Sal allá, que no es atriaca! ¡Ve d’aquí, oh, cuerpo de Dios, con quien te bautizó, que no te ahogó por grande que fueras! ¿Y no te podías apartar? ¡Sino manteles y platos y taças, todo lo allenó este vuestro criado, cara de repelón trasnochado!
LOÇANA.- ¿Qué es esto de que reviesa? ¿Algo vido suzio? Que él tiene el estómago liviano.
FALILLO.- ¿Qué es esso que echa? ¿Son lombrizes?
MOÇOS.- Agora, mi padre, son los bofes en sentir el toçino.
LOÇANA.- Denle unas pasas para quese le quite el hipar, no se ahogue.
MOÇOS.- ¡Guay d’él si comiera más! Dios quiso que no fue sino un bocado.
OROPESSA.- No será nada.
LOÇANA.- Señora, no querría que le quebrasse en çiçiones, porque su padre las tuvo siete años, de una vez que lo gustó.
FALILLO.- ¡Amarga de ti, Guadalajara! Señora Loçana, no es nada, no es nada, que lleva la cresta hinchada.
LOÇANA.- Hijo mío, ¿toçino comes? ¡Guay de mi casa, no te m’ahogues!
FALILLO.- ¡Quemado sea el venerable tocino!
(Mamotreto XXXIV, pp. 340-341)

Como se puede ver, Lozana manipula la situación con su astucia, hasta que los jóvenes echan el tocino. Me permito sugerir, entonces, que escenas parecidas ocurrieron frecuentemente en los encuentros entre los diversos grupos: el converso/criptojudío y el cristiano viejo. Sicroff, en su libro, Los estatutos de limpieza de sangre, menciona en una nota cómo se notaba en diversas obras esta importancia de la comida. El crítico cita a Edward Glaser[2]: “El comer carne de puerco llegó a ser prueba de pureza religiosa y racial” (Sicroff, 1985, p. 315). Glaser, dice Sicroff en otra referencia, también presenta en su libro varias citas de la literatura española donde se burla de lo poco de tocino que come un converso sólo para convencer a los otros que la carne de cerdo no le repugna; también existieron conversos que tenían en su casa un par de jamones como “bienes raíces”, que guardan para ostentarlos. Desde luego, Sicroff sigue con otra referencia primordial: el Licenciado Cabra (El Buscón, 1927, p. 44) “para imponer silencio a los maldicientes, se ve obligado a añadir tocino a la olla, por no sé qué que le dijeron un día de hidalguía”. Todas son observaciones pertinentes ya que era habitual que la Inquisición distinguiera al judaizante del cristiano nuevo sincero mediante la ingestión de un cerdo.


[1] Plato a base de berenjenas; [2] El trabajo Referencias antisemitas en la literatura peninsular de la Edad de Oro de. Glaser es citado también en el artículo de Mackay.

* un debate interesante sobre la pregunta de por qué no comer cerdo encontré en el siguiente enlace: http://ateismoparacristianos.blogspot.com.es/2011/11/de-por-que-dios-odia-al-cerdo.html

El llanto de Pleberio, voces y receptores

Es interesante notar cómo la voz de un padre es lo que puede denunciar el origen judío de la obra, un padre que se lamenta por la mala suerte infligida a sus hijos. Es, quizá, la condena de la sangre. Por ello, existe un conocido refrán tomado de la Gamra que habla de una situación parecida, el refrán dice:

“אבות אכלו בוסר ושיני בנים תקהנה”[1]

Esta filosofía la encontramos desde la primera pareja (según la creencia judaico-cristiana) personificada por Adán y Eva. Es decir, por su pecado, sus hijos, sus nietos y todas las generaciones posteriores están condenados a una vida de sufrimiento fuera del Paraíso.

De hecho, en ambos personajes de Pleberio y de Agi Morato podemos ver el proceso de ‘culpabilización’ del padre por la consecuencia de sus actos aplicada a sus herederos. Por lo tanto ¿Podemos suponer que durante el siglo de oro, existía una búsqueda del verdadero culpable?  ¿Quién es el dicho padre por el cual hay que sufrir? Y al nivel metafórico, ¿podemos relacionar al padre con la primera pareja y a Melibea con las generaciones posteriores? Desafortunadamente estás preguntas quedarán abiertas.

Ahora bien, podemos presumir que las voces son el silencio, son el sentimiento provocado por la lectura del llanto. No podemos sino pensar en la reflexión estimulada después de 41 preguntas, interrogaciones presentadas por Pleberio (entre las cuales 6 solamente en el último párrafo). Claro está que estas preguntas provocan numerosas reflexiones en el lector, el receptor.  Puede ser que  como parte de lo que dice la crítica se trate de un discurso moralizante, que inspira miedo a la gente en cuanto a relaciones sexuales fuera del matrimonio o pecados en general. Sin embargo, dándonos cuenta de la nueva crítica, puede también que la intención de la colectiva sea más hacia la autocrítica religiosa y/o estatal y social. Siguiendo este pensamiento, la auto-conciencia, la mirada del otro (según la filosofía hegeliana) etc se transforman en temas aún más dominantes que el etnocentrismo de la obra.

En cuanto al receptor es cualquier quien quiere escuchar, lo que corresponde a lo que hemos dicho en cuanto a la escritura en colaboración. Los autores escriben, después publican, y allí, el texto pierde su autoridad y se transforma en la responsabilidad del lector. Así que si no existe una doctrina cristiana muy clara ni judía ni conversa (y por supuesto ni musulmana ni otra religión) en la obra, todo parece ser más bien una mezcla, una amalgama de varias tradiciones y pensamientos. En esta mezcla yace también el éxito de la obra, como en la diferencia lingüística en el dicho llanto, entre discurso popular y elevado (i.e. “nuestro gozo en el pozo”). Podemos notar que la obra está destinada a todos, sin consideración de religión, estatuto social o familiar. Está destinada tanto a cualquier persona como a su otro. A lo mejor es precisamente por este poder manipulador que podemos relacionarla a escritores de origen judío.


[1] Traducción literaria: « padres comían pudrimientos y los dientes de los hijos se amarillendaban”, Gmara, Seder Nezikin, Masehet Sanhedrin, pg. 39, a.