10 consejos para el filologuero (o filólogo bloguero) novato

Filologuero, ahora es tu oportunidad de ser uno de los primeros en el avance del espacio cibernético. Internet no te va a esperar hasta que te hagas experto dentro de 5 años.
A día de hoy, el mundo de los estudios en Humanidades no se ubica dentro de los mundos más envidiados y visibles. A pesar de que a muchos les encanta la lectura y la escritura, pocos realmente se abren a los largos años de estudios e investigación. En parte porque siempre ha sido una barrera invisible, como si se tratara de dos mundos separados, leer y escribir frente al estudio de los textos, inalcanzable por la persona “normal”. ¿Qué hacemos entonces para mejorar el contacto? Blogueamos! Hoy en día contamos con 7 millones de blogs activos, 7 millones de personas que escriben y comparten sus ideas de todo tipo. No hay ninguna razón por la que nosotros no podamos unirnos y mostrar nuestro afán, nuestro punto de interés tanto para el gusto personal como para el trabajo.

A continuación propongo 10 ideas para empezar a manejar tu blog y ser más eficaz respecto al tiempo, visibilidad e impacto, 10 puntos/consejos/reflexiones que puedes aplicar ad hoc.

1)  La neurosis del bloguero (o escritor cualquiera) es pensar que todos los demás son mejores escritores, más rápidos, más agudos. Ahora, a pesar de que en muchos casos puede que sea verdad, que más da. ¿Acaso no cocinas porque existen algunos buenos chefs? ¿O no viajas porque existen grandes aventureros? No seas soso y simplemente escribe. Goethe dijo que “la naturaleza está siempre en acción y maldice toda negligencia”. De tal forma tiene que vivir un buen bloguero, en la acción.

2)  Sí, son muchos los buenos escritores. Pero no hay por qué preocuparse, simplemente destaca lo que tienes mejor que ellos, siempre ubicado dentro del hilo conductivo del blog, para el placer de tus seguidores. Si conoces otros idiomas, utilízalos; hobbies relacionados, publícalos; hobbies no relacionados, relaciónalos (siempre quedando en el contexto).

3)  Procura no imitar otros escritos, no plagiar y no reduplicar ideas. La lectura nos genera percepciones, reflexiones, pensamientos, utilízalos para postular una entrada original, primario, y si interesante, mejor. De hecho, un estilo de entradas que nunca puede fastidiar es 10 maneras/consejos/puntos de… (i.e. sí, estás leyendo uno). En nuestro ámbito puede ser: 10 maneras de leer a Lope, 5 inspiraciones que dieron luz a Quijote, 10 comidas favoritas de un hidalgo (de hecho, acabo de pensar en una idea para mi próxima entrada), 10 animales de compañía más populares en el Siglo de Oro. Todo es posible y todo es igualmente interesante y divertido. La formula 10 de… hace accesible lo inabordable de los artículos académicos.

4)  Siempre añade una foto, pintura o imagen cualquiera. Hoy en día somos más visuales que nunca. Una foto estética en un post puramente textual también puede ayudar y conectar con un público más grande. Cuando subas una foto o cualquier fichero gif/jpeg/tif, comprueba que no pese mucho. Los visitantes no van a esperar más de 15 segundos para que la página se cargue (una foto no debe tener más de 1-2mb). Si se trata de una foto sacada de otra página web que no esté relacionada con Wikipedia/media, mira si tiene copyright (derechos de autor), en el caso de que sea así, normalmente puedes usarla pero mencionando la procedencia con un asterisco.

5)   No escribas un post muy largo. “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”; si fue verdad con la literatura áurea, es aún más evidente hoy en día en el mundo de los blogs. Más aún, de vez en cuando sube una entrada muy breve y simple, una cita, una pequeña reflexión, un comentario de algo que acabas de leer (hasta puede ser una frase). Eso aligera el contenido y rompe con la costumbre dando a tu blog más interés y movilidad.

6)  Recuerda, una entrada mediocre es siempre mejor que ninguna entrada. De todas formas, sólo se puede mejorar desde algo, si no hay nada, no hay nada que mejorar. Es más probable que una entrada tuya sea leída por muchas más personas que las que llegan a leer un artículo tuyo, justamente porque tratar demasiado un tema no interesa y desconecta a los lectores no especialistas en tu tema.

7)  Guest-post, guest write en otros blogs. Para un bloguero debutante es uno de los aspectos más importantes. Para lograr una mejor visibilidad, para generar tráfico dentro y fuera de tu blog, dedica un poco de tiempo a la semana para entrar en otros blogs, revistas, artículos que te interesan, y comenta el contenido dejando el nombre de tu blog (en vez de o además de tu nombre).

8)  Sé cordial y acogedor con tus lectores. De hecho, no olvides que escribes para lectores en su gran mayoría no especialistas en TU tema particularmente. Entonces, no les compliques la vida, es un blog, leído para deleitar, interesar y enseñar al mismo tiempo. No hay que hacer pensar demasiado a tu lector.

9) Estamos en el ámbito académico, si no se te ocurren ideas para nuevas entradas, busca algo entre tus trabajos anteriores. Un trabajo que has escrito hace tiempo puede ser muy interesante tanto para ti, recordando y revisando tus bases, como para los lectores (entre los cuales pueden haber licenciados y para ellos tu reflexión pasada puede resultar muy relevante).

10)  Último punto: no olvides que tu blog es la herramienta, no la meta, a stepping stone en la cual tu camino, tus ideas, tu trabajo serán más fluidos, más claros. Tu blog es tu jardín, donde plantas las flores, los árboles que más te gustan, un lugar visible para la gente que invitas a tu casa y para los que eligen visitarte, una presentación a la vista de los que pasan por la acera delante de tu casa, sea por azar, sea por interés. Tú eliges qué poner (conforme a las reglas de la vecindad claro está), primero porque cada vez que entras y sales de tu casa está allí, complaciendo y embelesando tus ojos, después, es un lugar donde puedes descansar algunos minutos, liberar y dar luz a tu mente creativa.

hermoso-jardin-japones-japanese-garden

« Parce que je déteste parler de moi-même. »

En Chronique du bel canto Louis Aragon dit : « La poésie est le miroir brouillé de notre société. Et chaque poète souffle sur ce miroir : son haleine différemment l‘embue. » Clairement, pour ce brillant poète et écrivain français la poésie est une partie impérative de la vie. Toutefois, il existe d’autres écrivains qui opposent ce point de vue, parmi eux un romancier qui après l’avoir demandé pourquoi il n’écrivait pas de poésie, répondit-il : « Parce que je déteste parler de moi-même. » Il serait donc justifié de se demander si la nature de la poésie est réellement vue comme égocentrique autour du poète en même temps que le roman échappe à cette caractéristique. Cette distinction, est-elle réellement fondée ?  Le TLF définie le roman d’une : « Œuvre littéraire en prose d’une certaine longueur, mêlant le réel et l’imaginaire ». Cependant le même dictionnaire dit que la poésie est un : « Genre littéraire associé à la versification et soumis à des règles prosodiques particulières, variables selon les cultures et les époques, mais tendant toujours à mettre en valeur le rythme, l’harmonie et les images. » en effet, ni de l’un ni de l’autre la définition ne contient pas l’intention de l’auteur. De fait, d’une part il est possible que l’écrivain ait raison dans sa réponse. D’autre part, le roman probablement ne peut point échapper à cette réflexion, l’auteur de roman écrit selon ses connaissances et ainsi, écrit de soi, quand au contraire, la poésie occupe plus que les larmes du poète sur son amante perdue. Enfin, c’est intéressant de nous enseigner la relation entre l’auteur, son œuvre et le lecteur.

pour lire la suite du travail…

 

Dicotomía o ambivalencia En Sarmiento

¿Cuáles son las fronteras de la República Argentina y quién es su pueblo? Esta pregunta nos presenta el estadista, político, escritor, periodista y militar argentino Domingo Faustino Sarmiento en su libro Civilización y Barbarie. Sarmiento nos expuso sus ideas y pensamientos sobre este tema en el ámbito argentino. De hecho nos podemos preguntar si el autor nos presentó una dicotomía o más bien una ambivalencia textual. En otras palabras veremos si se trata de dos textos que crean una separación entre la civilización y la barbarie o de dos sentidos diferentes en el mismo texto, o sea, la civilización y la barbarie que coexisten bajo el mismo techo. Por ello, es imprescindible pensar de un lado en la civilización y de otro lado sobre la barbarie para intentar comprender al fin y al cabo estos diferentes aspectos y la relación entre ambos.

Argentina, según Sarmiento, es una red de diferentes y muy variados territorios cuando en cada uno residen rasgos diferentes conforme a su situación geográfica, climática y ecológica. El hecho de que La República Argentina esté construida de mucha variedad ambiental hizo que en algunos lugares se desarrollaran ciudades prósperas y avanzadas. El mejor ejemplo es por supuesto la ciudad Buenos Aires o Buenos Ayres como está escrita en el libro de Sarmiento. Según él “Buenos Ayres is destined to be some day the most gigantic city of either America” y “the Babylon of America”. Es la culminación de la civilización en Argentina, situada en las desembocaduras de muchos ríos principales Buenos Aires es la industria y la civilización de la República. El autor evocó también el hecho de que esta ciudad fue envidiada por el otro lado de Argentina, las provincias.

Ahora bien, un tema bastante más tratado en el texto es la pregunta de la barbarie en la República Argentina. Ya que conocemos la geografía de este país vemos que su gran mayoría es lo que se llama la Pampa (los planos del centro). Éso, junto con el territorio selvático del norte, son en efecto diferentes pueblos compuestos separadamente de lo que Sarmiento definió “Homogeneous whole” refiriéndose a la raza pura española, la raza india y la raza negra (interesante notar la importancia que dio el político dando mayúsculas a unas y no a todas). La relación entre las grandes ciudades y las provincias es notado por diferentes aspectos: necesidad o no del comercio, política y social. Con el vasto espacio de la pampa no se puede instaurar sociedades por el gran aislamiento y soledad lo que lleva a un tipo de familias feudales que ya no están consideradas civilizadas. Sarmiento insistió sobre este aspecto diciendo: “moral progress and the cultivation of the intellect are here not only neglected, as in the Arab of Tartar tribe but impossible”.

Sarmiento nos presentó diferentes ejemplos comparando la República a todos los continentes del mundo, de los vecinos del norte hacia los árabes vía el mundo asiático y europeo. Alabando sus diferentes capacidades de cada continente y mentalidad. Él nos mostró con mucha habilidad su grandeza de espíritu, su amplio conocimiento, geográfico y culturalmente hablando. Esta riqueza de sabidurías parece estar impregnada dentro de la heterogeneidad completa del territorio argentino. Así que entre los gauchos y los ciudadanos, entre la civilización y la barbarie Sarmiento decidió dedicar el segundo capítulo a la contemplación del hombre de la Pampa. Los Rastreadores, los Baqueanos, los Gauchos forajidos (gaucho outlaw) recibieron un lugar importante en el texto dándonos una impresión más que positiva sobre este aspecto de lo que algunos llamarían barbarismo.

Por lo tanto, podemos decir que el juego entre dicotomía y ambivalencia es evidente en el texto de Sarmiento. Sin embargo, vemos claramente la importancia que dio el autor a los diferentes papeles de “our people”, la importancia que cada uno de las personas era argentino. Él mostró bien en este estudio antropológico que al final (tomando sus palabras al referirse al Cantor) “now we have the idealization of this life of resistance, civilization, barbarismo and danger”.

Shai Cohen

[trabajo de maestría bajo la dirección de la prof. Ruth Fine, 2008]