Viaje diacrónico en el arte pictórico, parte IV

Segunda fase del Gótico

En esta fase del arte Gótico se nota ya un refinamiento muy cortés mediante líneas de elegancia y formas esbeltas (la figura es más alta, bien formada, elegante y airosa). Sin embargo, tal refinamiento no se veía en todo el continente de la misma manera. Por ejemplo, el estilo Gótico italiano no fue homogéneo; Giotto di Bondone (1276-1337), pintó en la zona de Toscana pero sobretodo en Padua y Florencia, el genio artista hizo una serie de pinturas al fresco e introdujo una ruptura de ambos estilos: Románico y Gótico, dando luz a la unidad dentro de la representación. Es decir, hasta entonces, en el arte Gótico menudearon los detalles pero sin lógica en el conjunto (pasar de uno a otro detalle, sin significación clara), con Giotto todo cambió, especialmente con el volumen y el espacio.

Por ejemplo: La fe 1305 en Padua (una de las serie de vicios y de virtudes) en un nicho.

Giotto creó profundidad y volumen propio de las estatuas, un fondo oscuro mediante el mármol y la túnica que reflejaban un volumen introduciendo la tercera dimensión. De hecho, en una serie de obras muy conocidas dio vida a las virtudes mediante un verdadero trampantojo.

Sin embargo, no todos los pintores adoptaron el estilo de Giotto (fue más bien un caso excepcional en Italia, una peculiaridad). Ya que al mismo tiempo siguieron la norma tradicional en la escuela de Sienna con Simone Martín que siguió con un Gótico más refinado. Además, hubo algunos intercambios con los países septentrionales (lo que dio lugar al Renacimiento algunos decenios más tarde).

Por ejemplo: Giotto, Lamentos acerca de la muerte de Cristo 1305.

La influencia de Giotto en Cataluña y en Aragón fue sobre todo en la elaboración de las líneas; de manera global se abandonó la manera francesa para ir hacia los italianos, a ambas tendencias italianas. El seguidor español de Giotto (aunque un poco torpe) fue Ferrer Bassa (1285-1348). Su único trabajo conocido está presentado en una celda en Barcelona en monasterio de Pedraldes (i.e. Circo de Pedralbes; La llegada de los reyes; La Virgen y el niño).

Los hermanos Serra

Con el hermano (Pere Serra) la búsqueda de la profundidad se percibe mediante el estudio de los cuerpos. Una búsqueda para medir el volumen de la escena, de los pequeños detalles como por ejemplo la reproducción de los troncos. Un ejemplo es El retablo de la Vida de la Virgen (Jaime Serra).

El Gótico Internacional

A)    en Europa

Hubo bastantes diferencias entrela Europaseptentrional e Italia. Estas diferencias fueron disminuyendo y difuminándose a finales del siglo XIV mediante intercambios artísticos entre las diferentes zonas. Gracias a las relaciones internacionales, todas las corrientes del gótico convergieron hacia un lugar preciso, Aviñón (donde se encontraba la corte papal en aquel momento) que se convirtió en el centro de Europa donde se mezclaban todas las tendencias góticas. Tanto las ideas como los artistas pasaban de un centro a otro y nadie pensaba en descartar una tendencia u otra, y así nació el Gótico Internacional hacia 1380-1400 hasta más o menos 1420 (en España llegó un poco más tarde).

En la primera mitad del siglo XV, las novedades toscanas se amalgamaron con las tendencias franco-flamencas, lo que dio lugar a una producción híbrida, la del estilo internacional. Teóricamente ya no había diferencias entre los países, predominaba un estilo homogéneo en Europa, pero nació de una heterogeneidad de base. Con lo cual resulta difícil definir este estilo, y se lo cualifica de “mezcla entre Siena y el Gótico Francés”, de “estilo amanerado” y de “manierismo ecléctico”.

La característica esencial sería la exageración en diferentes ámbitos: del dibujo y de los colores. Se introdujeron colores brillantes, cromatismo de colores intensos, contrastados con visos o tornasoles. En esto se puede hablar de un sentido brillante del color que corre pareja con el gusto de lujo y de decoración del Gótico Internacional.

En cuanto al dibujo, está caracterizado por el alejamiento de las formas blandas y sobre todo por las elegancias manieristas con un dibujo alargado (como el Gótico toscano y francés). Es una elegancia que se funda en la presencia de líneas caligráficas.

Las figuras tienen dos corrientes que a veces parecen opuestas: acentuar la elegancia y la expresión; acentuación de la cortesanía de los gestos, rebuscamiento de los pliegues, de los paños, alargamiento de las figuras que se opone a una especie de dramatismo exagerado que nace de la exageración de la expresión: personajes, rostros, a veces figuras retorcidas en patéticas expresiones de dolor. En cuanto al fondo y a la composición, se llegó a una escenografía con la multiplicación de los detalles que tiende más bien a la belleza ornamental que a la naturaleza (seducir la mirada y no representar la realidad, parecido al arte escénico).

B)   El Gótico Internacional en España

La difusión se produjo a través de la corte Papal en Aviñón de modo que llegó primero a Barcelona con los representantes del movimiento: Lluís Borrasá, Ramón de Mur, Bernat Martorell.

Por ejemplo: Lluís Borrassá, Educación de la Virgen María; Ferrer Bassa, Ciclo de Pedralbes.

Los representantes del Gótico Internacional en Valencia siguieron las mismas referencias castellanas (dominaba la zona del este). Al contrario, en Castilla eran pintores que venían del extranjero, nunca alcanzaron la fama de los de Cataluña.

En cuanto al Gótico Internacional, a partir de 1410-1420 empezaron ya algunos juegos de luces siendo el principal foco de luz el niño Jesús llamadola Luzdel Mundo. Todo aquello anunció unos cambios profundos en las mentalidades.

El final de la Edad Media se puede fechar entre el siglo XV y principios del siglo XVI y con las características: mayor apertura; dudas en cuanto al funcionamiento del mundo; los navegantes descubren otras vías y se abre una era nueva, la del renacimiento pero no se impondrá de manera radical por toda Europa.

Viaje diacrónico en el arte pictórico, parte III

El Arte Gótico

El marco – el estilo gótico se inserta en el marco del cristianismo en Europa. El término gótico surge de los “Godos” (término despectivo, dado a posteriori), y fue acuñado por los italianos quienes veían en los Godos la destrucción del imperio Romano (a partir del 476), es decir, un arte de Bárbaros.

El arte Gótico nació en Francia alrededor de 1150 y se extendió desde allí por el Occidente. El Gótico se relacionaba con una reforma que surgió desde un monasterio durante el designio de 1140 cuando el abad Suger de Saint Denis la emprendió para difundir la obra de los franceses: el OPUS FRANCIGENUM.

En realidad, el Gótico abarca varios cambios:

  • cambios de mentalidades que acarrean los pasos entre los diferentes estilos.
  • un cambio en las estructuras sociales: el arte Románico es del campo, en cambio, el desarrollo del arte Gótico llegó con el desarrollo de las ciudades.
  • En cuanto a la iglesia, el arte Románico se correspondía sobre todo con la Iglesia llamada iglesia Militante, la iglesia Triunfante.

En el arte Románico la iglesia estaba sobre todo para ofrecer un alberge contra los demonios (por eso las Iglesias románicas se parecen a fortalezas), cuando al contrario, con el Gótico lo que se busca en las iglesia o las catedrales es el monumento, es la antecámara del reino celeste y de este perspectiva: buscan la luz; abren sus paredes, en los cuales el creyente se siente más cerca al reino eterno; Tienden a proclamar la gloria celeste, y remiten ala Jerusalénceleste con sus calles de oro y cristales transparentes (visión dada por los textos del Apocalipsis). Otro cambio es que el arte Románico pertenece a los frailes, monjes, artistas que son los miembros de la iglesia, cuando con el Gótico no pueden identificarse totalmente con ella.

Características generales del Gótico a lo largo de los siglos  XIII y XIV

Retablos, la palabra viene del latín RETROTABULA ALTARIS (la tabla detrás del altar) re-tablo, es un elemento arquitectónico que se colocaban en los coros o en las capillas y tiene un esquema global dibujado.

De hecho, se desarrolló la pintura de altares a partir de la construcción de las capillas adosadas a las naves laterales, al ábside central o a los demás ábsides. Un conjunto de tablas de madera pintadas e insertadas en un marco arquitectónico. Los que se encargaban de estas pinturas podían ser los cabildos o donantes devotos, o nobles o reyes quienes al encargar retablos hacían un acto de piedad. Generalmente la pintura es al temple o a tempera sobre tabla (la détrempe – el huevo que impide a la pintura secar demasiado rápido).

Por ejemplo: Jaume Serra, retablo de la Virgen 1362 y 1375.

El retablo está dividido por calles, la calle central se llama el ático en el se presenta la escena del calvario o la crucifixión de Cristo. En la parte inferior se encuentra una serie de tablas más pequeñas que se llaman la predela o el Bancal. Luego, podemos ver el guardapolvos que es el marco que sirve, como su nombre dice, para proteger el retablo del polvo.

Este retablo y otros realizados por Serra y su hermano crearon una norma, un modelo típico de la zona levantina a lo largo del siglo XIV con cinco calles y una predela. Pero puede existir mayor complejidad en la estructura como por ejemplo entre-calle (de un retablo de su hermano), o sea pequeñas tablas colocadas entre las calles principales, lo que da una mayor complejidad. A lo largo del siglo XV notamos aún más complejidad (como el ejemplo del retablo mayor de Salamanca de Nicolás El Florentino, 1440-1445).

El Gótico abarca tres siglos, del siglo XIII hasta el siglo XV, cuando el Gótico español tiene un panorama bastante complejo:

A lo largo del siglo XIII, el Gótico español se asimiló con el estilo francés de  influencia franco borgoñona. Se desarrolló en las miniaturas tanto en las vidrieras como en los tapices. En el siglo XIV la influencia italiana fue el arte italogótico. Influencia que vino de Toscana, sobre todo de Siena y Florencia, la influencia se notará en la zona de Levante. Poco más tarde, en el siglo XV, el estilo gótico internacional se mezcló con las distintas corrientes del gótico.

En la segunda mitad del siglo XV se desarrolló el Gótico Hispano Flamenco que se alejó notablemente del arte del Medievo, está considerado como paralelo al Renacentismo.

El Gótico Franco Borgoñón

También llamado Lineal por tener mucha importancia la elaboración en línea para formar una especie de narración del acontecimiento.

A/   Aspectos generales

En el siglo XIII el arte Románico rompió con sus convenciones ya que los artistas empezaron a prescindir de los modelos tradicionales para elegir más libremente lo que querían representar. El cambio más importante radicó en las formas, que se iban haciendo más reales y figuras con mayor expresividad. Las formas se animaron en la escultura y la pintura, tuvieron vida, ropajes más ligeros, las figuras se observaron unas y otras, a veces dejaron adivinar la forma de los cuerpos. Todavía existió un corpus de edificación, de instrucción religiosa pero al lado del aspecto sagrado se buscó una imagen individualizada, trataron de infundir emoción, dolor, mediante contrastes expresivos.

En cuanto a las formas, se orientaron hacia cánones de proporciones mucho más esbeltas, ligeras. Lo que corresponde con la mentalidad dela Corte, se buscó elegancia, los artistas se alejaron un poco de la descripción estilizada. Por ejemplo, en cuanto a la indumentaria, los pliegues de las túnicas ya no aparecieron tan rígidos, sino más naturales. Si el artista evolucionó hacia detalles más naturales, reales, conmovedores. Grosso modo, siguieron la misma meta que fue representar escenas dela Bibliae incluso diferentes escenas en un mismo espacio (espacio diacrónico no secuencial).

B/    El Gótico Francoborgoñón en España

Distintos factores históricos permitieron la llegada del gótico a España:

Importancia de los caminos de peregrinación en Francia y en el norte de España, e introdujeron una nueva forma de refinamiento y de elementos cotidianos.

En el norte (Cataluña y Aragón): se podía aprovechar de la presencia de los conventos.
La influencia vino de distintos lugares.

En Navarra: la aristocracia real se unió a través de enlaces matrimoniales con dinastías francesas. En Castilla: ocurrió algo similar. En todas partes, tuvo gran influencia la presencia de los trovadores que igualmente introdujeron todas las formas artísticas de la época.

En Castilla: la acogida del arte Gótico fue muy favorable, debido al rey Alfonso X el sabio. Quien contribuyó enormemente en cuanto al renacer cultural de Castilla, escribía poesías, entre las cuales destacan las Cantigas en loor a la Virgen. Las Cantigas fueron decoradas con más de 1000 escenas narrativas en el estilo gótico francoborgoñón. La evolución en cuanto al arte Románico fue el aspecto narrativo que acondicionó una organización lineal.

En el arte del Medievo predomina la dicotomía del espacio, dicotomía entre lo celeste y lo terrestre, prosiguiéndose la dicotomía con el uso del color azul para remitir al cielo. En el Gótico se nota una evolución, las figuras se hacen más delicadas, más detalles en la indumentaria, empleo del dorado y de manera global se enriquece la composición. En el arte Románico sólo tenemos lo indispensable, los personajes que intervienen directamente, en el Gótico se añaden los detalles: utensilios de cocina, ademanes, detalles arquitectónicos en el segundo plano.

Se puede reconocer a los personajes gracias a una elaboración más fina, judío (con la nariz larga), a Jesús por los elementos de sacralización, a la Virgen, como por ejemplo en la Escena de la anunciación, la azucena remite a la virginidad.

Por ejemplo: Giotto. Lamentos acerca de la muerte de Cristo. Hacia s. XIII

Arriba: Los plañideros; Las 3 santas; Virgen con el niño.