Viaje diacrónico en el arte pictórico, Bibliografía

Bibliografía

Como he dicho en la primera parte, este estudio es, mayoritariamente, la recopilación de la clase Analyse Picturale llevada a cabo por la profesora Mlle Peyraga durante mi tercer año de carrera en la Universidad de Pau et des Pays d’Adour. Sin embrago, presento una variedad de libros de donde conseguí información añadida y donde explican con más detalles muchos de los aspectos que he tocado brevemente:

Azcárate, José María. Arte gótico en España. Madrid, Cátedra. Col. Manuales de Arte Cátedra.

Barral I Altet, Xavier (1996). Historia del arte de España. Barcelona, Lunwerg.

Bessière, Bernard et Christiane (2001). La Peinture espagnole; Histoire et méthodologie. Paris, Editions du temps.

Bozal, Valeriano (1973). Historia del Arte en España. Tomo I (Desde los orígenes hasta la Ilustración). Madrid, Istmo.

Checa, Fernando (2006). Pintura y escultura del Renacimiento en España: 1450-1600. Madrid, Cátedra. Col. Manuales de Arte Cátedra.

Fride R. Carrassat, Patricia, Marcadé, Isabelle (1999). Les Mouvements dans la peinture. Col. Comprendre et Reconnaître. Paris, Larrousse-Bordas.

Gállego, Julián (1996). Visión y símbolos en la pintura del Siglo de Oro. Madrid, Cátedra.

Iñiguez, Diego Angulo (1954). Pintura del Renacimiento, Historia Universal del Arte Hispánico. Col. Ars Hispaniae. Madrid, Editorial Plus-Ultra.

Mayer, Augusto L (1947). Historia de la pintura española. Madrid, Espasa Calpe, S.A.

Parisot, Fabrice (1997). Espagnol, Peinture et Culture. Vocabulaire, description et commentaire. Paris, Ellipses.

Pérez Sánchez, Alfonso E. (2000). Pintura barroca en España: 1600-1750. Madrid, Cátedra. Col. Manuales de Arte Cátedra.

Ricart, José Gudiol (1964). The arts of Spain. London, Thames and Hudson.

_____________ (1946). Pintura Gótica, Historia Universal del Arte Hispánico. Col. Ars Hispaniae. Madrid, Editorial Plus-Ultra.

_____________ (1950). Pintura Románica, Historia Universal del Arte Hispánico. Col. Ars Hispaniae. Madrid, Editorial Plus-Ultra.

Pedro Berruguete. El Rey Salomón

Anuncios

Viaje diacrónico en el arte pictórico, parte V

El Renacimiento y el Gótico Tardío

Durante el siglo XV entrando en XVI aparecen dos maneras que rompen con la tradición: El Renacimiento en Italia y el Gótico Tardío en la Europa septentrional (especialmente en Flandes).

El Renacimiento

Aparecieron cambios en función de las diferentes naciones. En rasgos generales ya no era una visión teocéntrica sino antropocéntrica. Es decir, la fe cristiana siguió rigiendo la vida cotidiana pero el arte empezó a tomar una distancia aparente. La curiosidad de la figura humano quebró con la importancia de los símbolos que remitieron a lo sagrado.

Ocurrió un hito desencadenante que cambió la situación, un hito científico inventado por Filippo Brunelleschi: el descubrimiento de la perspectiva.

Por primera vez apareció la representación de la realidad en tres dimensiones, una perspectiva matemática o lineal. Se creó el centro de perspectiva o lo que se conoce como el Punto de Fuga. A partir de allí notamos una perspectiva nueva del mundo de un lado y del cuerpo humano del otro. Por ejemplo, ya no se veía la totalidad del cuerpo.

El Renacimiento se extendió relativamente rápido pero fue la ciudad de Florencia el lugar más importante donde se desarrolló la tendencia renacentista.

                                                                                                             Masaccio, Santa Trinidad

Las Características del arte Renacentista:

Los renacentistas recrearon la realidad para darnos una visión de perfección, combinando unas imágenes de la naturaleza para llegar a la perfecta armonía. Cogieron elementos de la realidad, que eran asociados con el hilo conductivo del tema tratado en el lienzo, enlazándolos con los cánones del ser ideal obrando para dar una apariencia de armonía.

                                                                                                        Rafaelo, Madona del duque.

 

A partir de eso los artistas intentaron formar grupos, y se ve los primeros intentos de unas composiciones complejas. Crearon, por ejemplo, una perspectiva atmosférica, que eran elementos que iban alejándose a medida de que vamos por el paisaje. Crearon una especie de estructura espacial en la que añadieron los personajes.

El Gótico Tardío

El Gótico Tardío se desarrolló simultáneamente en la parte norte de Europa (Alemania, países bajos etc.). Vemos otra vez un cambio de mentalidades (como en el renacimiento). Es el desarrollo del arte profano en una representación tópica.

Quentin Metsys, La meditación de San Jerónimo.

Algunas innovaciones de los artistas del Gótico Tardío son: primero, introducción de la luz con la cual se destacan los detalles que construyen el espacio. Después, permitieron corregir los elementos, las distintas capas de colores. Los colores más vivos, que junto con las expresiones visuales alaban al cuerpo humano en su entorno tanto natural como sagrado.

Entre los artistas celebres del Gótico Tardío se puede encontrar a: Van Der Weyden (descendimiento de la cruz); Martín Bernet (San Vicente el Mártir); Bernat Matorell (tabla principal del retablo de San Jorge (patrón de Cataluña)); Bartolomé Bermejo (Tabla de Santo Domingo de Silos); Jaime Huguet (la consagración de San Agustín (Padre de la Iglesia)); Juan de Flandes

Jan Van Eyck, La Boda de los Arnolfini.

En España los seguidores del Gótico Tardío eran los dos grandes maestros de Valencia (seguidores de De Vinci): Fernando Yáñez de la Almedina y Fernando de Llanos.

                                                                                                            Pedro Berruguete, Auto de fe