El Teatro de los negocios ‎

Quién dijo que el teatro no sirve para la parte más pragmática de la vida. En un artículo reciente de RSA comments, Piers Ibbotson escribió sobre la agrupación y organización humana. Mediante tal organización se puede aclarar la forma que interactuamos y de allí prever y deducir ciertas características aplicables en el mundo de empresa.

Las agrupaciones humanas son un tema importante que cualquier empresario que invierte dinero en una idea o un concepto intenta entender para mejor asegurar su capital. De esta forma nacieron las maneras de comunicación (teléfono, redes sociales, publicidad etc.), básicamente para advertir a tu círculo de cierta percepción, sea advertencia, sea recomendación. El funcionamiento social se mide en círculos según la cercanía al individual: familiares, amigos cercanos, conocidos (en éste se distingue los conocidos por breve encuentro o por segundo grado de lejanía, o sea, amigos de alguien que conozco). Algunos llaman a este funcionamiento natural Tela de araña (con un centro), otros lo llamarían Red (en cuadros, sin centro) pero en realidad, hoy hablamos de Networking. Es decir, cada uno es un centro sui generis al mismo tiempo de ser parte de círculos de otros centros (depende de la proximidad). Por tanto, no hay un centro de donde todo empieza o se extiende ni son cuadrillos que sólo cruzan caminos.

Ibbotson afirma: “In humans, the maximum number of individuals that a person can ‘know’ is around 150.  But this number contains smaller, nested groups within it, characterised by different degrees of intimacy. On average, most humans have a core group of around five individuals that comprise their close intimates and a larger ‘sympathy group’ of around 15 to 20, with whom they will maintain regular contact.  The composition of these groups may change with time but the upper size limits remain constant. This research has some profound implications for organizational life. It implies that everyone has a limited number of ‘slots’ available for intimates to connect with them. If many of these slots are taken up with immediate family or close kin, there will be fewer for work colleagues or non-related friends.”

Según Ibbotson, entender tal funcionamiento y movimiento puede ayudar en el mundo de negocios. Lo interesante es que Ibbotson se inspira en el mundo de las representaciones teatrales.

Dice: “It is a bit like casting a play. If you are to direct Hamlet, you need to have all the characters present at some stage in the rehearsals and you need to spend time with them.  Hierarchies mean that directors of large organizations never get to spend time with the gravediggers or the messengers who are essential to the plot of the organizational performance. Plays never have more than a handful of principle characters and they rarely have more that 20 characters altogether. This is perhaps, not a coincidence. The ideas and practices of ensemble theater provide a ready tool kit for understating how human groups work on this scale and much of this wisdom is transferable to other contexts.”

A pesar de que en el teatro sólo están representando hasta 20 personajes, cada uno viene como ejemplo de un grupo entero donde el nivel de acercamiento se nota claramente mediante la interacción. De hecho, si el espectador consigue entender las interacciones entre las figuras representadas, también conseguirá entender todo el espectáculo.

Ahora bien, Ibbotson dice que para mejor manejar un negocio, o cualquier situación en la cual uno tiene que enfrentar un número indeterminable de personas, es imprescindible reconocer la estructura de la organización de agrupaciones humanas. Para intentar acudir a un ejemplo más pragmático, se puede sugerir que el punto importante en dirigir un país o una empresa no es de cómo controlar cada uno de los súbditos sino es la capacidad de reconocer los centros y delegar correctamente las responsabilidades y funciones.

En el teatro, se trata de representaciones de tal agrupación humana y del estudio de la interacción entre ellas. De tal forma, que cada espectáculo se transforma en un deleitar aprovechando.

Al artículo de Ibbotson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s