La leyenda de Dulcinea, historificción real.

Hay una leyenda en la antigua ciudad de Ulcinj, una leyenda sobre un sirviente, un esclavo manco que cantaba como un pájaro. Los residentes de esta ciudad de no más de 10.000 habitantes están convencidos de que aquel sirviente fue quien escribió cierta novela llamada Don Quijote. Una de las pruebas que ánimosamente muestran a cualquiera que desee ver y saber es el hecho de que la preciosa amante, Dulcinea, fue inspirada por el nombre de la ciudad donde Miguel de Cervantes pasó parte de sus cinco años viviendo en la esclavitud.

Hasta hoy, se han podido comprobar dos versiones de la leyenda. Al escuchar los detalles de cada una, la leyenda no se queda en lo insensato.

Se sabe que el futuro manco participó en la batalla de Lepanto que tuvo lugar el 7 de octubre de 1571. Cuenta la historia que los 440 barcos enviados por el imperio otomano se chocaban con los 400 de la entente occidental llamada la Liga Santa, formada por el reino de España, los estados pontificios, la República de Venecia, la Orden de Malta, la República de Génova y el Ducado de Saboya. Esta batalla está considerada como una de las más importantes parando el avance del imperio otomano en los territorios cristianos.

La primera leyenda montenegrina cuenta que un pirata de la ciudad de Ulcinj, llamado Unuch Halija, que luchaba con los otomanos, consiguió escapar llevando con él 40 barcos y unos esclavos. Entre los últimos había dos hermanos, uno de ellos tenía una herida grave en su mano izquierda. Así, Miguel y su hermano Rodrigo han pasado años en esta ciudad. El pirata se dio cuenta de que los hermanos eran nobles e intentó venderlos en la plaza de los esclavos. Por cierto, la piedra donde encadenaron a los esclavos para la venta todavía sigue presente en la plaza. Presentados como nobles, el precio por los hermanos era elevado, pero en su estado de manco Cervantes no tuvo mucho éxito. Así pasaron los años hasta que el padre Cervantes consiguió pagar primero por Rodrigo quién volvió a liberar su hermano un tiempo después. Al volver por el escritor, llevaron igualmente una dama, bella como un poema, de la ciudad de Olcinea. Miguel se enamoró de la dama cautivadora y dicen que es ella quien sirve como la inspiración para la famosa amada inalcanzable en su novela.

La segunda versión de la leyenda está más concorde con ciertos hechos históricos. Cuentan que  Cervantes fue cautivado en su viaje desde la pequeña isla Córcega, donde recibió un tratamiento en su mano, volviéndose a España. Su barco fue interceptado por piratas de Ulcinj, quienes le llevaron a su ciudad. Cierto tiempo después fue comprado por un veneciano llamado Andreas que se convirtió al Islam cambiando su nombre a Hasan-aga. Este último aparece en la novela en el papel de un dueño de esclavos de carácter estricto (aparece como Azán Agá en ciertas ediciones, libro I, Cap. XL). Cervantes fue llevado por el convertido moro a Alger donde 3 frailes españoles negociaron su rescate pagando para su liberación una suma de 3,000 ducados.

Ulcinj, Montenegro

La historiografía nos enseña que los hechos sabidos siempre esconden huecos para completar. Estos huecos los completamos nosotros mediante historias, cuentos, leyendas. Es siempre un placer escuchar una más, ya que siendo verdad o ficción, nos lleva a aventuras lejanas, tiempos pasados y, lo más importante, a cuentos para seguir soñando.

Por supuesto, no se sabe todo lo que pasó Miguel de Cervantes durante sus cinco años de cautivo, y por tanto no se puede descartar la idea de que pasó algunos meses en la ciudad costera Ulcinj, llamada antiguamente Olcinium (¿de allí Dulcinea?). Se sabe que se traficaron esclavos con países del norte de África, entre ellos Alger, y que de vez en cuando los esclavos se quedaron largos años en la zona. No será improbable que Miguel de Cervantes pasara allí un tiempo y se enamorase de una bella dama de la zona, sin verla nunca más salvo en su imaginación.

 

Entradas relacionadas:

Dulcinea, ideal amoroso del caballero don Quijote

5 comentarios

  1. interesante

  2. Provechoso fruto de tu paso por tu paso por aquellas latitudes.

  3. Provechoso fruto de tu paso por aquellas latitudes.

  4. […] de la Segunda Parte, coincidiendo con la estancia en el Palacio ducal, se retoma el motivo de Dulcinea encantada. Los Duques tienen conocimiento de ella a través de la lectura de la Primera Parte y, […]

  5. […] בזמן שהותי במונטנגרו הגעתי לעיירה החביבה אולצין (Ulcinj) ובה סופרו לי שתי אגדות אורבאניות מעניינות. הראשונה קשורה לסיפור חייו של מיגל דה סרוונטס. מדובר בזמן שהוא היה עבד והוחזק בשבי אוייביו המוסלמים. לפי האגדה המקומית, אחד ממקומות הסחר באותה קבוצת עבדים אליה הגיע הסופר המפורסם היה אותה עיירה. בזמן שהותו בתא המאסר הוא היה נוהג לשיר ולדקלם שירה. יום אחד עברה ליד תאו אחת מנערות הכפר, היא שמעה את שירתו ונשבתה בקסמיו. כך, היא הייתה מגיעה לשבת מחוץ לתאו מדי יום ביומו ולארח לו חברה. סרוונטס התאהב בצעירה היפיפייה והיא הפכה להשראה לאהובת לבו בספרו המפורסם דון קישוט. בספר, שמה הוא דולסינאה כשם הכפר באותה תקופה, דולסינאום. (על האגדה כתבתי גם בבלוג הספרדי כאן). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s