Lozana la “zona”, reflexión onomástica

Una posible etimología en cuanto al nombre Lozana de La Lozana andaluza (Delicado, 1528) se puede realizar mediante la paronomasia (muy parecida al anagrama en el juego – hecho conscientemente por Delicado – de las palabras “Roma” y “Amor”), en la cual, se puede modificar la escritura del nombre de Lozana al sustantivo “La zona”. ‘Zona’, significa en hebreo ‘prostituta’ (“זונה”). Desafortunadamente, como no se sabe mucho del autor, no existen testimonios de un posible conocimiento de la lengua hebrea. No obstante, el hecho de vivir en Roma permite aventurar esta hipótesis, ya que las comunidades judías disfrutaron de relativa libertad que les permitió seguir estudiando y practicando su lengua y religión. Fue allí donde personajes importantes en el mundo judío y converso pudieron crear, escribir y publicar (por ejemplo, se destaca a Isaac Abravanel -1437- 1508-, quien vivió y publicó en Italia a partir de 1492). Así que, no sería disparatado decir que para la palabra “prostituta”, se utilizaban, en el círculo judío y cripto-judío, la palabra hebrea “zona”. Como aparece en el Antiguo Testamento:

וַתֵּשֶׁב בְּפֶתַח עֵינַיִם, אֲשֶׁר עַל-דֶּרֶךְ תִּמְנָתָה:  כִּי רָאֲתָה, כִּי-גָדַל שֵׁלָה, וְהִוא, לֹא-נִתְּנָה לוֹ לְאִשָּׁה.  טו וַיִּרְאֶהָ יְהוּדָה, וַיַּחְשְׁבֶהָ לְזוֹנָה:  כִּי כִסְּתָה, פָּנֶיהָ.  טז וַיֵּט אֵלֶיהָ אֶל-הַדֶּרֶךְ, וַיֹּאמֶר הָבָה-נָּא אָבוֹא אֵלַיִךְ, כִּי לֹא יָדַע, כִּי כַלָּתוֹ הִוא; וַתֹּאמֶר, מַה-תִּתֶּן-לִי, כִּי תָבוֹא, אֵלָי.  יז וַיֹּאמֶר, אָנֹכִי אֲשַׁלַּח גְּדִי-עִזִּים מִן-הַצֹּאן; וַתֹּאמֶר, אִם-תִּתֵּן עֵרָבוֹן עַד שָׁלְחֶךָ.  יח וַיֹּאמֶר, מָה הָעֵרָבוֹן אֲשֶׁר אֶתֶּן-לָךְ, וַתֹּאמֶר חֹתָמְךָ וּפְתִילֶךָ, וּמַטְּךָ אֲשֶׁר בְּיָדֶךָ; וַיִּתֶּן-לָהּ וַיָּבֹא אֵלֶיהָ, וַתַּהַר לוֹ.[1]
(בראשית לח, יד-יח)

Por ende, en este texto bíblico, Tamar, igualmente a Lozana, utilizó su astucia para engañar a un hombre. En su caso se trata de su suegro, Yehuda, quien se acostó con ella pensando que era prostituta. De hecho, en esta primera mención bíblica del término “prostituta”, aparecen ambas características: disimulación y astucia. ¿Pudo Delicado conocer esta palabra?, quizá de su propio origen bíblico hebreo, o frecuentando judíos o cripto-judíos, si bien es un dato que escapa a una verificación unívoca.


[1] Traducción en español: “Entonces ella se quitó su vestido de viudez, se cubrió con un velo, se envolvió con un manto y se sentó a la entrada de Enaim, que está junto al camino de Timnat, porque veía que Sela había crecido, pero que ella no le había sido dada por mujer. Entonces la vio Judá y pensó que era una prostituta, porque había cubierto su cara. Y se apartó del camino hacia ella y le dijo: –Por favor, deja que me una a ti. Pues no sabía que ella era su nuera. Y ella dijo: –¿Qué me darás si te unes a mí? El respondió: –Yo te enviaré un cabrito del rebaño. Ella le dijo: –Tienes que darme una prenda hasta que me lo envíes. Y él le dijo: –¿Qué prenda te daré? Ella le respondió: –Tu anillo, tu cordón y el bastón que llevas en la mano. El se los dio y se unió a ella, y ella concibió de él.” (Génesis 38, 14-18). La traducción está sacada del sitio web http://www.godonthe.net/la_biblia/bibletoc.htm, la Biblia en Español, ed. Reina-Valera 1909.

[gracias Hila, por tu idea y la conversación que generó tal reflexión, siempre una valiente compatriota al juego (¿arte?) neologístico]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s