No es del todo macho ni del todo hembra

La figura del Al-Buraq, o Alborayque (a la pronunciación española, según dicen, de forma algo satírica), siempre incitaba nuestra imaginación. Recientemente encontré en un manuscrito en la biblioteca Richelieu en París un texto del siglo XVII que describe de manera interesante a este animal misterioso y, como van a notar, maravilloso.

La primera que tenía boca de lobo

La segunda Rostros de Caballo

La tercera osos de Hombre

La cuarta orejas de perro lebrel

La quinta Cuello de hacanea con crinel

La sexta Cuerpo de Buey

La séptima Cola de Serpiente

La octava en cavo de la esta una cabeza de águila

La nona en cavo de la cola un cuerpo de pavón

La decima un brazo de pierna de Hombre con calca galante y el pie calcado

La undécima otro brazo con una pierna de caballo con herradura

La duodécima Una pierna de águila con sus uñas

La decimotercia pierna de león sin uñas

La decimocuarta el pelase de todas colores

La decimoquinta carne de todas mansares

La decimosexta no es del todo macho ni del todo hembra

La decimoséptima la silla decir estrado Rico

La decimoctava el fuerte de la silla de palo de higuera

La decimonoveno estribos de muchos metales

La vigésima el freno de fuego encendido

Las arriendas de espada acicalada de cerófino

[Espagnol 354 • F. 232-240 v° • 28 “Libro llamado el Alborayque.”]

Alborayque

Este animal esplendido fue el transporte de Mohamed de Meca a Jerusalén inmediatamente después de que Dios lo resucitara, o así por lo menos dice la leyenda.

Hibridismo no es una novedad en las leyendas en todas las culturas. Es una base importante de incitar la imaginación y generar un sobrecogimiento en el pueblo a base de componentes conocidos. Por tanto, en los 20 puntos arriba mencionados todas las descripciones nos son imaginables, es el juego de construcción y el resultado híbrido final que nos fascina. Quizá, desde un punto antropológico, la razón de tal deseo sea el impulso natural del hombre de sobrevivencia. Según dicen los biólogos, cuanto más los genes que se mezclan son lejanos en su origen más resistente y fuerte sale la nueva creación.

En el Corán sólo se menciona un caballo con alas, pero la mente creativa no necesita mucho ímpetu para seguir desarrollando el mundo de maravillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s